Recordando al poeta Juan de Dios Peza Por Sergio Ávila R.

69
0

Juan de Dios Pedro Pablo Peza Osorio nació en la Ciudad de México el 29 de junio de 1852, y falleció en la misma tierra el 16 de marzo de 1910; acaban de cumplirse 111 años de su deceso. Fue un poeta, político y escritor, Miembro numerario de la Academia Mexicana de la Lengua, ocupando la silla IX en mayo de 1908. Sus padres fueron Juan de Dios Peza Fernández de Córdova y Francisca Osorio Fernández.

Inició sus estudios en la Escuela de Agricultura, después pasó al Colegio de San Ildefonso y en 1867 ingresó en la Escuela Nacional Preparatoria. Se convirtió en el estudiante predilecto del pensador mexicano Ignacio Ramírez, “El Nigromante”. Al regresar de ese centro de estudios se incorporó a la Escuela de Medicina, donde establecería gran amistad con el poeta Manuel Acuña, quien lo llegó a estimar al grado de llamarlo “hermano”, pero no terminó esta carrera y se dedicó a las letras.

Considero apropiado recordar el hecho de que, le tocó precisamente a Juan de Dios, -inmerso entre aromas de almendras podridas-, encontrar muerto al ferviente enamorado de la bella Rosario de la Peña, que en la mesita a un lado de su lecho mortuorio dejara la siguiente nota:

«Lo de menos será entrar en detalles sobre la causa de mi
muerte, pero no creo que le importe a ninguno; basta
con saber que nadie más que yo mismo es el culpable.
—Diciembre 6 de 1873— Manuel Acuña»

Nuestro poeta fue adicto al liberalismo. Su entusiasmo y apasionamiento por ese modo de entender la política y la vida social, y en especial el movimiento liberal mexicano, le condujo a renunciar a sus estudios a fin de entregarse plenamente al periodismo. Colaboró en la Revista Universal, El Eco de Ambos Mundos y La Juventud Literaria. En 1874 estrenó en el Teatro del Conservatorio su primera obra teatral, titulada La ciencia del hogar.

En 1878 es nombrado segundo secretario de la legación de México en España, junto a Vicente Riva Palacio. En Madrid se relacionó con el gran intelectual político Emilio Castelar, así como con los escritores Gaspar Núñez de Arce, Ramón de Campoamor y José Selgas. Al regresar a México intentó hacer carrera política y fue diputado electo al Congreso de la Unión. También desempeñó otros cargos públicos, pero sin abandonar las letras. Como poeta, su estilo corresponde al realismo, si bien propenso a la ternura. Su obra, de gran aceptación en su patria, tuvo traducciones al ruso, francés, inglés, alemán, húngaro, portugués, italiano y al japonés.

El libro que más fama le dio fue Cantos del hogar, obra poética intimista al modo del español José Selgas. Tuvo la desgracia de sufrir el abandono de su mujer, que lo dejó con dos hijos pequeños, a los que terminó de criar y educar con dedicación. Al morir en 1910 Juan de Dios Peza, nuestro país estaba a punto de entrar a la 3ª. Transformación, es decir, la Revolución Mexicana.

Sus obras más conocidas son las siguientes:

Ø  Poesías (1873)

Ø  Reír llorando

Ø  Horas de pasión (1876)

Ø  La lira mexicana (1879)

Ø  Fusiles y muñecas

Ø  Canto a la Patria (1877)

Ø  Cantos del Hogar (1891)

Ø  Nieve de Estío

Ø  Leyendas de las calles de la ciudad de México

Otros escritos: Poetas y escritores mexicanos (1878), Biografía de Ignacio M. Altamirano, La beneficencia en México (1881), Memorias, reliquias y retratos (1900), y Los últimos instantes de Colón (1874).

 

A muchos de nosotros nos tocó conocer en tiempos secundarianos el poema Reir llorando. Podemos escucharlo en voz de Luis Miguel Isidoro en el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=gHhjdIPjQtI&ab_channel=LUISMIGUELISIDORO

 

NOTAS

https://es.wikipedia.org/wiki/Juan_de_Dios_Peza

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here