Retroceso en combate a VIH: se triplica el número de pacientes graves que llegan a hospitales

104
0

En el segundo semestre de 2019, 11% de pacientes llegaban muy enfermos a hospitales de especialidad, pero para el segundo semestre de 2022, la cifra ascendió a 33%.

Edgar, de 26 años, trabajaba en una automotriz. Cuando enfermó, en febrero de este año, acudió al IMSS, pues la diarrea y pérdida de peso lo debilitó rápidamente. Pero pasaron semanas antes de que los médicos sospecharan que era VIH, y la confirmación tardó aún más porque “no había infectólogo” en esa unidad del estado de Chihuahua.

Pese a confirmar el diagnóstico, pasó más tiempo para que iniciara tratamiento con antirretrovirales debido al desabasto, y su estado de salud se deterioró rápidamente, lo que resultó en dos internamientos en el hospital.

Su caso era uno de los que acompañó la organización VIHve Libre, por lo que su fotografía en pancartas era parte de la manifestación de activistas frente al edificio del IMSS en Paseo de la Reforma durante la marcha del Orgullo LGBTI+, el 24 de junio pasado para reclamar atención médica y tratamiento de antirretrovirales.

Dos días después de esa protesta, Edgar falleció.

“Es muy triste que estamos en 2022 y que mientras en otros países se habla de medicamentos de largo plazo, intravenosos y aquí seguimos atorados por muertes por sarcoma, enfermedades definitorias de Sida, desabasto, mala atención y homofobia. No hay razón para que las personas con diagnóstico de VIH estén muriendo”, reclama Alaín Pinzón, director de VIHve Libre.

El caso del joven es una muestra de lo que está ocurriendo en el combate al VIH en el país: en este año ha habido un aumento en el número de personas que llegan a primera atención con un avance significativo en la infección de VIH, es decir, con enfermedad grave.

Leer más | Burocracia en el Insabi retrasa seis meses la compra de pruebas para detectar VIH y aún falta repartirlas

En el segundo semestre de 2019, 11% de pacientes llegaban muy enfermos a hospitales de especialidad, pero para el segundo semestre de 2022, la cifra ascendió a 33%, de acuerdo con cifras oficiales del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida).

Se trata de aquellos pacientes que son tratados en la Clínica de la UNAM, el Hospital General de México, el Hospital Infantil de México, el Instituto de Enfermedades Respiratorias, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, el Instituto Nacional de Pediatría y el Instituto de Perinatología. Aunque también a nivel estatal se registran aumentos.

Esto podría explicarse por varios factores: el efecto de la pandemia de COVID, pues la ‘”reconversión” de los hospitales implicó que estuvieran avocados a la atención de los contagiados del nuevo virus, dejando de lado los servicios para el resto de enfermedades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here