“Oro blanco”: ¿por qué llaman así al litio en el mundo?

112
0

La demanda mundial de litio fue de unas 350 mil toneladas (317 mil 517 toneladas métricas) en 2020, pero la industria estima que la demanda de proyectos será hasta seis veces mayor para 2030.

El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó este lunes que espera que el Congreso apruebe hoy o mañana su reforma legal a la Ley Minera para nacionalizar el litio, tras el fracaso de su iniciativa energética constitucional, y planteó la creación de una empresa estatal.

“Para que nacionalicemos el litio, así de claro, y que sólo se utilice para beneficio del desarrollo nacional”, expuso el mandatario en su rueda de prensa matutina.

El mandatario hizo este anuncio después de que la Cámara de Diputados de México no consiguió los votos necesarios este domingo para aprobar su reforma constitucional, con sólo 275 votos a favor de la coalición oficialista, 223 en contra de los opositores y 0 abstenciones.

Importancia del metal
Esta es la importancia y situación en el mundo de este metal, que es el más ligero de todos, ya que su densidad es de aproximadamente la mitad que la del agua, indica el Laboratorio Nacional Los Alamos.

Leer también:  Qué es el litio

De acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), entre los países que tienen mayores reservas están: Chile (53%), China (22%),  Australia (11%) y Argentina (14%). Este último, Bolivia y Chile forman parte del denominado “triángulo del litio”.

Estados Unidos cuenta con reservas estimadas en 7.9 millones de toneladas, pero su producción es baja. Associated Press indicó que “ha comenzado la carrera para producir más litio en Estados Unidos”. Alicia Cruz-Uribe, profesora asociada de petrología y mineralogía en la Universidad de Maine, mencionó que las reservas de litio del país se encuentran entre las más grandes del mundo, dijo: “Pero la cantidad que producimos es maní”, indicó AP.

Aunque las reservas de litio se distribuyen ampliamente en todo el mundo, EU alberga sólo una mina de litio activa, en Nevada, describió la agencia en “Estados Unidos busca nuevas fuentes de litio a medida que crece la demanda de baterías”.

La demanda mundial de litio fue de unas 350 mil toneladas (317 mil 517 toneladas métricas) en 2020, pero la industria estima que la demanda de proyectos será hasta seis veces mayor para 2030. Los proyectos nuevos y potenciales de minería y extracción de litio se encuentran en diversas etapas de desarrollo en estados como Maine, Carolina del Norte, California y Nevada.

Aplicaciones
Según el portal Live Science, se usa en la fabricación de aviones y baterías, mientras que el carbonato de litio se usa en el tratamiento del trastorno bipolar.  Además, el cloruro de litio se utiliza en sistemas de aire acondicionado y secado industrial. Mientras que el carbonato de litio se usa en medicamentos para tratar la depresión, aunque los expertos aún no entienden cómo actúa en el cerebro. Cabe mencionar que también tiene aplicaciones nucleares.

Importante para lograr los objetivos climáticos
Según el Banco Mundial, la producción de minerales, como el grafito, el litio y el cobalto, tendría que aumentar en casi 500% para 2050, a fin de cumplir los objetivos climáticos. Funcionarios de la Unión Europea (UE) han estimado “que para lograr la neutralidad climática a mediados de siglo, el bloque requerirá 18 veces más litio del que utiliza actualmente para 2030 y casi 60 veces más para 2050”, ha indicado el canal Euronews.

La periodista Alice Tidey recuerda en “El litio podría ayudar a acabar con la adicción al petróleo de la UE. Pero, ¿tiene Europa suficiente?” la importancia de China: “Aunque tiene aproximadamente el 7% de las reservas mundiales de litio, el 13% del litio extraído en 2019 fue en China, mientras que más de la mitad del litio extraído ese año se procesó en el país”.

Se indica que “actualmente hay 10 proyectos de litio potencialmente viables en la UE: tres en Portugal, dos en España y Alemania cada uno, con los tres restantes en la República Checa, Finlandia y Austria respectivamente”.

De acuerdo con este medio, en el Viejo Continente sólo “hay una mina de litio, en Portugal, y la gran mayoría de sus necesidades actualmente se satisface con importaciones”.
Detalla que “alrededor de 87% del litio sin refinar de las fuentes de la UE proviene de Australia, el resto de Portugal, mientras que Chile, EU y Rusia proporcionan 78%, 8% y  4%, respectivamente”.

“Satisfacer la demanda no será un problema baladí”
Marcelo Azevedo, Magdalena Baczyńska, Ken Hoffman y Aleksandra Krauze mencionan en un reporte de McKinsey & Company titulado “Minería de litio: cómo las nuevas tecnologías de producción podrían impulsar la revolución mundial de los vehículos eléctricos” que “satisfacer la demanda de litio no será un problema baladí”.

Recalcan que “se necesita litio para producir prácticamente todas las baterías de tracción que se utilizan actualmente en los vehículos eléctricos, así como en la electrónica de consumo. Las baterías de iones de litio (Li-ion) también se utilizan ampliamente en muchas otras aplicaciones, desde el almacenamiento de energía hasta la movilidad aérea”.

De acuerdo con el reporte, “actualmente, casi toda la extracción de litio se lleva a cabo en Australia, América Latina y China (lo que representa un 98 % combinado de la producción en 2020). Una cartera de proyectos anunciada probablemente introducirá nuevos jugadores y geografías en el mapa de la minería de litio, incluidos Europa occidental y oriental, Rusia y otros miembros de la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Esta base de capacidad informada debería ser suficiente para que la oferta crezca a una tasa anual del 20 por ciento para llegar a más de 2.7 millones de toneladas métricas de LCE para 2030”.

Detalla que “desde países productores de litio bien establecidos como Australia, Chile, China y Argentina, hasta países con recursos y reservas mapeados recientemente, como México, Canadá, Bolivia, Estados Unidos y Ucrania, hasta lugares que normalmente no están asociados con el litio, como Siberia, Tailandia, el Reino Unido y Perú, la exploración de depósitos convencionales de “oro blanco” está ocurriendo a nivel mundial”.

Financial Post menciona que “una empresa que está especialmente bien posicionada para prosperar en la marea creciente del auge actual es Lithium Chile Inc (…) La empresa con sede en Calgary es propietaria de las reservas de litio de alta ley más grandes del mundo, que comprenden 68 mil 800 hectáreas en Chile y 23 mil 300 hectáreas en Argentina”.
La iniciativa de López Obrador precisamente ha creado polémica porque la empresa con capital chino Bacanora Lithum tiene ahora una concesión en Sonora, en el noroeste, que le permitiría extraer 35 mil toneladas por año de carbonato de litio.

Este se considera uno de los mayores yacimientos del mineral en el mundo, con 8.8 millones de toneladas equivalentes con reservas que durarían 250 años. Pero López Obrador reiteró que su gobierno no permitirá a extranjeros explotar litio aunque tengan concesiones previas.

Lee también: AMLO llama a legisladores a que “de inmediato” debatan la reforma a Ley Minera

En el reporte, McKinsey & Company menciona que “el potencial adicional proviene de depósitos no convencionales: salmueras geotérmicas y de yacimientos petrolíferos con leyes de 100 a 200 ppm. La primera opción se enfoca en proporcionar tanto energía geotérmica limpia como suministro de litio. Aunque todavía no se ha probado nada a escala comercial, ya hay proyectos confirmados financieramente en Europa y América del Norte con algunos activos en etapa inicial en proceso”.

Según AP, “la expansión de la producción nacional de litio implicaría la minería a cielo abierto o la extracción de salmuera, lo que implica bombear una salmuera rica en minerales a la superficie y procesarla. Los opositores, incluido el Sierra Club, han expresado su preocupación de que los proyectos puedan dañar las tierras indígenas sagradas y poner en peligro los frágiles ecosistemas y la vida silvestre”.

Pero los proyectos también podrían beneficiar al medio ambiente a largo plazo al sacar de circulación a los automóviles que queman combustibles fósiles, dijo Glenn Miller, profesor emérito de ciencias ambientales en la Universidad de Nevada.

El litio, el metal más liviano de la Tierra, fue descubierto por el químico sueco Johan August Arfwedson hace más de 200 años. Desde entonces, el litio y sus compuestos se han utilizado en todo, desde la medicina psiquiátrica hasta la grasa lubricante. Pero el interés en el litio se ha disparado en los últimos años debido a su uso en baterías recargables para automóviles eléctricos e híbridos, cortadoras de césped, herramientas eléctricas y más. Las baterías de litio también alimentan computadoras portátiles y teléfonos celulares.
“Cadenas de suministro plagadas de incertidumbre”

Bryant Jones de la Universidad Estatal de Boise  (Boise State University) y Michael McKibben de la Universidad de California, Riverside, alertan en el artículo “Cómo unas pocas plantas geotérmicas podrían resolver la escasez de suministro de litio en Estados Unidos e impulsar la industria de baterías para vehículos eléctricos”, en The Conversation, que “las cadenas de suministro de litio existentes están plagadas de incertidumbre que ponen en duda la seguridad mineral para los Estados Unidos.

La guerra de Rusia en Ucrania y la competencia con China, así como los estrechos vínculos entre Rusia y China , subrayan las implicaciones geopolíticas de la transformación de energía limpia intensiva en minerales”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here