Bombardean hospital pediátrico; ataque recibe condena mundial

110
0

Ayer el Fondo Monetario Internacional aprobó un financiamiento de emergencia para paliar la crisis humanitaria en el país en guerra.

KIEV.

Al menos 17 adultos resultaron heridos ayer en el bombardeo ruso de un hospital pediátrico en Mariúpol, un puerto del sureste de Ucrania, anunció un responsable regional, Pavlo Kirilenko.

El ataque “destruyó literalmente” una maternidad en el centro de la ciudad que también incluía una unidad de pediatría, refirió en Facebook Kirilenko, líder de la región sureña del Donetsk.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, lo calificó como un “crimen de guerra”, a la par que el mundo se indignó con el ataque.

El primer ministro británico, Boris Johnson, denunció un ataque “inmoral” y la Casa Blanca criticó el uso “bárbaro” de la fuerza contra civiles.

Por su parte, la organización humanitaria Médicos sin Fronteras consideró que el bombardeo es una violación de las leyes de la guerra.

En una ciudad en la que el sistema sanitario está al borde del colapso, privar a la gente de asistencia sanitaria es una violación de las leyes de la guerra”, ha destacado la organización en un comunicado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó ayer que al menos 10 personas han muerto y 16 han resultado heridas en 18 ataques en Ucrania contra centros sanitarios y ambulancias.

FMI APRUEBA MIL 400 MDP COMO AYUDA

La directiva del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó ayer un financiamiento de emergencia de mil 400 millones de dólares para Ucrania, con el fin de ayudar al golpeado país con la “masiva crisis humanitaria y económica” causada por la invasión rusa.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, indicó que el paquete proveerá “apoyo financiero crítico” que, a su vez, favorecerá una “movilización a gran escala” de fondos necesarios para “mitigar los impactos económicos de la guerra”.

La necesidad de financiamiento es importante, urgente, y podría aumentar considerablemente a medida que la guerra persista”, indicó la directora.

Según Georgieva, Ucrania conocerá una “profunda recesión” este año.

Antes de la guerra, el FMI calculaba un crecimiento de la economía ucraniana de 3,6% para 2022.

Ucrania, uno de los países más pobres de Europa, ya se beneficiaba de un programa de ayuda del FMI.

 

 

EVACÚAN A 35 MIL PERSONAS

Ayer Rusia y Ucrania pactaron un nuevo cese al fuego para evacuar civiles a través de tres nuevos corredores humanitarios: de Energodar hacia Zaporiyia (sur), de Izium a Lozova (este) y de Sumy a Polatava (noreste).

La noche de ayer, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski dijo en un mensaje de video que se logró la evacuación de, al menos, 35 mil ucranianos.

En la víspera, más de cinco mil fueron evacuadas de Sumy, una ciudad de 250 mil personas cerca de la frontera rusa, donde se han registrado fuertes combates.

Sin embargo, los intentos de evacuación del puerto de Mariúpol han fallado en varias ocasiones, mientras Kiev y Moscú se acusan mutuamente por los fracasos.

El Alto Comisionado de Naciones Unidos para los Refugiados (ACNUR) indicó que más de 140 mil refugiados se sumaron en las últimas 24 horas a los más de dos millones de exiliados que han huido de Ucrania desde el 24 de febrero; aseguran que el flujo se ampliará más en tanto se activen más corredores.

Mientras tanto, en Turquía se prepara el primer encuentro directo entre los ministros de Relaciones Exteriores de Rusia y Ucrania desde que inició el conflicto.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, llegó ayer a este país para la reunión con su homólogo ucraniano, Dmytro Kuleba, en el balneario de Antalya, donde serán recibidos por el ministro turco Mevlut Cavusoglu.

El presidente del país anfitrión, Recep Tayyip Erdogan, quien ha intentado mediar en el conflicto, destacó el miércoles que su país “puede hablar al mismo tiempo con Ucrania y Rusia”.

Nosotros trabajamos para evitar que la crisis se convierta en tragedia”, dijo Erdogan.

-AFP

 

ANALIZAN ASISTENCIA MILITAR A UCRANIA

La vicepresidenta estadunidense, Kamala Harris, llegó ayer a Varsovia para evaluar la manera de suministrar “asistencia militar” a Ucrania, informó la Casa Blanca, coincidiendo con la polémica provocada por el ofrecimiento de Polonia sobre sus aviones de combate.

El viaje de Harris estaba previsto antes de que Polonia propusiera el martes pasado entregar sus aviones de combate Mig-29 a Ucrania para que haga frente a Rusia.

La vicepresidenta se reunirá hoy con el presidente polaco Andrzej Duda y con el primer ministro Mateusz Morawiecki, según fuentes estadunidenses.

Harris también coincidirá en Polonia con el primer ministro canadiense Justin Trudeau, con quien mantendrá una reunión.

La funcionaria prevé conversar con refugiados ucranianos y con el personal de la embajada de su país en Kiev, que salieron de la sede diplomática.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here