AHORA! Luis M. Dibene Geraldo./05 11 21/( De esta semana noviembrina en su día de muertos, ecos…*Pensamientos.)

148
0

                                         A H O R A !
                                 Luis M. Dibene Geraldo
* EN ESTA SEMANA NOVIEMBRINA PERCEPCIONES DEL, POR, EL DÍA DE LOS MUERTOS.
* ALGUNOS PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES AD HOC PARA ESE DÍA…
         En este 2 de noviembre del 2021 como que volvimos a “la normalidad” de festejar a nuestros muertos; sin embargo todavía recuerdo el “atípico día de muertos” del año pasado, un atípico obligado por la terrible pandemia del Covid 19 que todavía nos azotaba en esa fecha por lo que nos limitó mucho para “atender” presencialmente a nuestros muertos; al grado que aquí mismo comenté en su momento expresiones como ésta: “Bueno, ¿por qué hasta ahora día de los muertos protestan porque no les dan la suficiente libertad para ir a ver a sus muertos, que les cierran las entradas, que “NECESITAN VERLOS”; y dije, pero entonces por qué esa demostración no la hacen o hicieron en vida, (los que así sea); sí, en vida, que es cuando se les debe de demostrar cariño, comprensión, apoyo, protección, pero que en lugar de eso los maltrataron, los ignoraron, abusaron, a esos “sus seres queridos” que sin embargo ya muertos les llevan flores, limpieza de tumbas, rezos, a veces todavía llantos, y…hasta pleitos de sus familiares por la herencia, ahí mismo entre sus tumbas (vi clarísimo video de estas escenas); qué los hay eh?. Esto pues cuando la pandemia del año pasado les impidió “festejos presenciales”.
Pero ahora, en éste año que ya se abrió el relaj…amiento con base oficial, esperemos que se haya festejado DEBIDAMENTE a nuestros muertos, pero no sólo en los panteones y sus tumbas, que sí es muy válido cuando se va con toda la espiritualidad fiel a su memoria del que está ya en la eternidad, aunque no en las tumbas, que éstas son más bien un símbolo con sólo la osamenta del muerto.
* NO OLVIDARLOS Y SÍ RECORDARLOS, HONRARLOS, AL EVOCAR A NUESTROS SERES QUERIDOS.
En función de ello pienso que lo que sí debemos (aunque no les hayamos cumplido lo suficiente en vida a nuestros seres queridos)- ya arrepentidos quizá- ES EL NO OLVIDARLOS, que a nuestra manera venerarlos en estos días, recordarlos, honrarlos, con evocaciones, alma y pensamiento, y BUSCAR SU ALMA con oraciones, con nuestra pensamiento y espíritu, (Y como diría Paco Stanley: “Los muertos no mueren del todo, sólo hasta que los entierra el olvido”). Sí, entiendo, si usted recuerda todavía al abuelo, al bisabuel@, bien, es que no han muerto, pero al tatarabuelo no…pues él sí ya se perdió…Así entonces “honrar la memoria de los seres queridos que ya murieron y, además, imaginar que ese día “nos visitan”, no sólo pues a su esqueleto, repito; y si es necesario pedirles espiritual perdón…y si no, vanagloriarnos de que estén con Dios (claro, esto sólo para los creyentes y CON FE), que para l@s no creyentes, de mis respetos, pues que piensen esto sólo metafóricamente, y/o con espiritualidad.
* AHORITA!.- *RESCATANDO EL SENTIDO DE ESTE DÍA DE MUERTOS, PROPONGO UN BRINDIS.
Sí, un brindis por los que ya NO ESTÁN con nosotros los que SÍ ESTAMOS “en su día”, entre flores entre las insulsas calabazas y falsas telarañas, entre música y demás. Brindemos pues…
Por los padres, abuelos, tíos, primos, hermanos, suegros…Por los amigos y amores que se fueron tan de mañana y que ya son polvo de estrellas, pero mantienen sus lares en nuestro corazón.
A todos y cada uno de ellos, un cariñoso recuerdo y tres palabras: gracias, perdón, y el te quiero.
Por los que no están con nosotros, por los que faltan y dejaron su ausencia escritas en recuerdos. Por aquellos que dejaron de ver nuestros ojos y nosotros los suyos, por aquellos que el corazón les falló y dejaron de escribir notas en la partitura de nuestra vida. Por aquellos que prometieron ser felices y murieron luchando por conseguirlo, por aquellos que no llegaron a serlo y por aquellos que murieron con una sonrisa en la cara tras años y miles de recuerdos vividos. Acordémonos verdaderamente de todos ellos, los Santos de nuestras vidas. Y también quiero agradecer al Dios espiritual por todo lo vivido, por todo lo aprendido, por todas las fallas y, sobre todo, porque he amado, porque amar, es lo único que me ha llenado, ya que para amar fuimos creados. Quiero saldar cuentas con la vida, quiero perdonar y pedir perdón por todos mis errores; y poder decir: “Vida, nada te debo, vida estamos en paz”. Ahora!

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here