REFLEXIONES/UN MENSAJE DE GRATITUD PARA TODO EL PERSONAL DEL ISSSTE CONCHALITO.

158
0

Por: Alfredo González Jr

No cabe duda que solo falta aplastar un botón para que se desencadene una enfermedad en una persona. Tal fue mi caso al llegar a urgencias del Issste  Conchalito por un derrame pleural, mi pulmón estaba sacando liquido y los doctores no sabían porque, de tal manera que empezaron con terapia de medicamentos antibióticos.

Sin embargo, no estaba funcionando, y todo el estrés emocional estaba sobre mí, mientras me salía agua del pulmón que me estaban controlando con un aparato y un tubo que metieron entre medio de dos costillas hacia el pleuro.

Cuando los médicos supieron porque tenia el derrame, me enfermé de covid de tal manera que me enviaron al área de esta enfermedad. Ahí es donde verdaderamente me di cuenta de la gravedad de esta enfermedad, y personas jóvenes muriendo.

Gracias a Dios en mi no pasó a más y pasé mi periodo del mes sin ningún contratiempo mas de que la saturación que la tenía menos de 90 y lo normal es de 90 a 100, y ocupé oxígeno y afortunadamente con eso me pude mantener.

Pasó mi mes de cuarentena y me regresaron a medicina interna donde fui muy bien tratado,

El punto es que los profesionales médicos y enfermeros se comportaron a la altura de las circunstancias y de nombres que recuerdo están:

Dr. Marcos Robledo Santa Ana.
La Dra. Bareño.
La Dra. Orozco.
El Dr. Higuera.
La Dra. González.
El Dr. Colin.
Dr. Luis Arteaga
Médicos Internistas.
Toda la planta de enfermeros del área de covid los cuales me trataron muy bien.

Y hay más doctores, pero en este momento no recuerdo sus nombres.

Agradezco infinitamente sus atenciones y quiero comentar que hubo muchas piedras En el camino, un sendero muy difícil enfrentar el Covid junto con el derrame pleural, no era una tarea sencilla y los médicos hicieron todo lo que estuvo en sus manos para mantenerme estable.

Y haciendo una reflexión del caso enfatizo que los seres humanos somos frágiles aunque a veces creamos que nunca nos pasará nada o que somos muy rudos, la vida llegará en algún momento y golpeara y nadie lo hará como ella y la lucha siempre tiene que ser con esperanza y determinación y aunque en esos momentos puedas sentirte vulnerable, también existe aquella energía que muchos llamamos Dios que nos da la fuerza para seguir adelante.

Agradezco grandemente a estos médicos y a la planta de enfermeros que forman parte del Issste Conchalito y hacer consciencia de que a pesar de los problemas que existen en el Issste también hay que tomar en cuenta que los médicos del Issste hacen su mejor esfuerzo para sacar delante a los enfermos que se encuentran internados, enfrentándose a posibles contagios por COVID y que exponen a sus familias, y aunque sea su trabajo hay un mérito que por defecto ya son dignos de recibir un reconocimiento.

Por mi parte muchas gracias y que Dios siga bendiciendo esas manos que ayudan a tanta gente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here