AHORA! Luis M. Dibene Geraldo./26 04 21/ (El síndrome del preso y la pandemia)

218
0

                                    A H O R A !
                          Luis M. Dibene Geraldo.
* AHORA, AQUÍ, TEMAS LIGEROS PERO DE ACTUALIDAD Y REALIDADES, COMO “EL   SÍNDROME DEL PRESO” Y LA PANDEMIA, CON ALGO MÁS…
       Antes de adentrarme en el tema central de Ahora!  hare una referencia sobre un tema periodístico, de comunicación, pero que también abarca a varios más oficios y profesiones, como es ese sello personal da uno y otro con SU ESTILO Y MANERA de decir y actuar según sea en el campo donde lo aplique.
Sólo algunos ejemplos y seguimos…, miren, si se trata de un boxeador, díganme si no cuenta su particular estilo y técnica PARTICULAR, personal, (Mantequilla Nápoles, el púas Olivares, Mohamed Ali, etc.); en  futbolistas también, no es igual el de Maradona que el de Pelé o Messi, en fin…igual en los cantantes, artistas, (Pedro Infante, José José, Lola Beltrán, López Tarso y much@s más…); pues así aquí en el periodismo, cuando algunos van-o vamos-conformando nuestro particular estilo y manera de decir, de escribir, los temas particularmente ya sean de opinión, literarios-culturales, en fin…, aunque hay otros-de mis respetos-que sólo comunican la información como reporteros, (que sí hay algunos que en éste tienen su marca personal) y muy bien, pero no todos lo hacen, van a lo suyo en directo, lo que es muy válido también, claro que sí. Pues bien, enseguida entro al tema que hoy me ocupa con este sumario…

* VA UN TEMA COPARTÍCIPADO QUE TIENE COMBINACIÓN LITERARIA-HISTÓRICA Y DE ANÁLISIS.
El tema asunto relativo que surgió cuando un colega nuestro que publica en dos que tres medios (entre ellos el nuestro) ocupé llamarlo hace unos días para preguntarle sobre un tema y al no contestar su Cel. mañana y tarde, ni al siguiente día, me dije, falta que esté enfermo…pero al otro día ya me contestó y me dice: “No contesté porque estaba dormido”; cómo, le digo, mañana y tarde?; sí profe es que con esta pandemia que aunque no nos ha afectado al tener cuidados en nuestra casa, pero me duermo a veces cuando no estoy trabajando, activado; seguramente que es por tedio, le comento, o “surmenaje” (cansancio mental). Puede ser, me dice, pero más bien creo que es el síndrome del prisionero; ¿cómo?, síndrome?. Sí, mire, cuando yo trabaje un tiempo en mi juventud en las oficinas del Cereso, me daba cuenta de un fenómeno: el de que varios presos dormían “a todas horas”, por lo que descubrí que ellos por su encierro sentían como un tedio, entre una lucha con sus propias emociones, una tortura de pensar y repensar siempre lo mismo, que la vida al exterior para ellos había terminado, que los orillaban a dormir y dormir, que así me lo expresaron…Por eso pienso que nos pasa algo equivalente (no tan severo) y nos pone a dormir de más, por eso que le llamamos “El síndrome del preso” lo que nos sucede. Le siguió el colega a petición, narrándome más pormenores al respecto, le pedí me enviara por correo algo más.
* EL SÍNDROME DEL PRISIONERO. ZOON POLITIKÓN; ADAPTANDOLO A NUESTRA REALIDAD COVID.

Del griego antiguo “animal político” o “animal cívico” (social). Esta frase aparece en la “Política”, tratado donde Aristóteles establece las bases de la filosofía política del pensamiento occidental y, donde aborda algunos aspectos fundamentales de la política, entendida como forma de organización y regulación de la sociedad. Para formarse y realizarse plenamente, el hombre necesita de los otros, es decir, necesitamos vivir en sociedad. Somos animales sociales y también racionales, inmersos en los asuntos de nuestro entorno por condición de ser ciudadanos.
*Así con esto yo deducí que debido a la pandemia del Covid 19 hemos tenido que conmutar nuestro estado de plena libertad por una especie de libertad condicional, inmersos en nuestros respectivos hogares. Así equiparándonos a un prisionero tras las rejas hemos llegado a experimentar esa sensación de encierro, dormir a toda hora, tedio y una lucha constante con nuestras propias emociones, etc.
*PERO VÁMONOS A OTRO ESCENARIO, UNO LOCAL…
Debemos recordar que las antiguas enseñanzas, especialmente las de los hindúes nos dicen que, ante toda situación considerada no grata para la convivencia del hombre, paradójicamente a ello existe una “Ley de Compensación”, que EN EL CASO DE LA PANDEMIA que nos tiene ante la espada y la pared, a algunas personas les ha resultado no tan negativa, pues, hace unos días en el Café que suelo frecuentar, escuché a distancia a un par de cafeseros a los cuales sólo conozco de vista, pero se ve que radican en esta ciudad; (verán que “bonito diálogo” que para el tema nos sirve). Va…

*Uno de ellos dijo a su compañero que, su esposa y sus hijos (aún adolescentes) estaban muy contentos con él, porque ya había cumplido casi un año sin salir a bares, cantinas y de vez en cuando frecuentar “casas malas de chicas buenas”, y que el dinero que no tiró, lo empleó en efectuar una ampliación a su casa. En contraparte, su acompañante, a quien se le notaban unos veinte años mayor que él, tal vez jubilado o pensionado, no quiso quedarse atrás y, palabras más, palabras menos, le contestó así a su interlocutor: “Fíjate que a mí también me fue bien con esta cabrona pandemia, pues yo también desde mayo dejé de salir a echar la cheve, de gastar en música y de andar de lurio regalándole dinero a las viejas, tampoco he gastado en taxis y casi no compro cachitos. Con el dinero que junté me hice de un terrenito en San Pedro, y ya en diciembre pagaré la última letra”. Órale, “camelo” que a ellos no les está dando “El síndrome del preso”. Sin comentarios. Ahora!

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here