Antonio Vivaldi; más músico que sacerdote

78
0

Antonio Lucio Vivaldi nació en Venecia el 4 de marzo de 1678, y murió en Viena el 28 de julio de 1741. A 279 años de fallecido. Fue un gran compositor, violinista, impresario, profesor y sacerdote católico veneciano del barroco. Era apodado Il prete rosso («El cura rojo») por ser sacerdote y pelirrojo. Su maestría se refleja en haber cimentado el género del concierto, el más importante de su época. En 1693, a la edad de quince años, empezó a estudiar para ser sacerdote. ​

El 18 de septiembre de 1693, Antonio ingresó en un seminario y recibió sus primeras órdenes menores: ostiario el 19 de septiembre de 1693, lector el 2 de septiembre de 1694, exorcista el 25 de diciembre de 1695 y acólito el 2 de diciembre de 1696. El 4 de abril de 1699 fue ordenado subdiácono, luego diácono —el 18 de septiembre de 1700—, y finalmente ungido sacerdote el 23 de marzo de 1703, a los veinticinco años.

Más inclinado hacia la música que a las obligaciones religiosas, logró que lo dispensaran de dar misa por razones de salud, en 1704. Sus síntomas, strettezza di petto («opresión en el pecho»), se han interpretado como una forma de asma y según investigaciones médicas del francés Roger-Claude Travers, parecen haberse tratado de angor pectoris (angina de pecho). ​

Esto no le impidió componer o participar en actividades musicales, a pesar de que hizo que dejara de tocar instrumentos de viento. Vivaldi se limitaba a celebrar misa como sacerdote pocas veces, y parecía que se había retirado de las obligaciones sacerdotales, aunque él seguía siendo cura.

En la cúspide de su carrera, Vivaldi recibió encargos de la nobleza y realeza europea. La serenata (cantata) Gloria e Imeneo (RV 687), de 1725, fue un encargo del embajador francés en Venecia para la celebración del matrimonio de Luis XV. Al año siguiente, escribió otra serenata, La Sena festeggiante (RV 694), que fue estrenada en la embajada de Francia para celebrar el nacimiento de las princesas francesas, Ana Enriqueta y Luisa Isabel. La Cetra Opus 9 estaba dedicada al emperador Carlos VI. En 1728, Vivaldi conoció al emperador mientras que este estaba de visita en Trieste para revisar la construcción de un nuevo puerto.

Carlos admiraba la música del compositor tanto que dijo que había hablado más con el compositor durante su encuentro que lo que había hablado con su ministros en los últimos dos años. Le otorgó a Vivaldi el título de caballero, una medalla de oro y una invitación a Viena.

El compositor le correspondió con un manuscrito de La Cetra, un conjunto de conciertos casi por completo diferentes del conjunto con el mismo título y publicados como Opus 9. La impresión probablemente se retrasó, lo que obligó a Vivaldi a preparar una improvisada versión para el emperador.

Vivaldi viajó a Viena y Praga en 1730 acompañado por su padre, donde presentó su ópera Farnace (RV 711). Algunas de sus óperas tardías las creó en colaboración con dos de los principales escritores italianos de la época. L’olimpiade y Catón en Útica fueron escritas por Pietro Metastasio, el principal representante del movimiento arcadiano y poeta de la corte en Viena. Un joven Carlo Goldoni reescribió Griselda a partir de un libreto previo de Apostolo Zeno.

Su producción musical fue muy abundante, compuso 865 obras, ya que escribió 46 óperas, 70 sonatas, 195 composiciones vocales, entre las que se cuentan 45 cantatas de cámara y 554 composiciones instrumentales, en su mayoría conciertos. Los más conocidos son los doce que componen Il cimento dell’armonia e dell’inventione (1725).

Los primeros cuatro conciertos incluyen las célebres Cuatro estaciones. Se ha descrito esta obra como un ejemplo sobresaliente de la música programática pre decimonónica. Esta obra tiene una importancia capital por suponer la ruptura del paradigma del concierto soli, establecido por el mismo Vivaldi. Hasta entonces, el concierto soli era un concierto en el que el instrumento solista llevaba todo el peso de la melodía y la composición, y el resto de la orquesta se limitaba a ejercer el acompañamiento según las reglas de la armonía.

Cerca  de 350 de sus conciertos están escritos para instrumento solista y cuerdas, de los cuales 230 son para ejecución en violín, siendo los otros para instrumentos tales como el fagot, violonchelo, oboe, flauta, viola de amor, flauta dulce, laúd o mandolina. Unos cuarenta conciertos son para dos instrumentos y cuerdas y una treintena son para tres o más instrumentos y cuerdas.

También compuso cerca de 46 óperas y gran cantidad de música coral sacra, como el Magnificat. Su música religiosa incluye composiciones como el oratorio Juditha Triumphans (1716), el Gloria en re (1708). El catálogo musical que agrupa todas sus obras se llama Ryom-Verzeichnis (RV) o catálogo Ryom, elaborado por Peter Ryom, aunque existen otros catálogos de Antonio Fanna, Marc Pincherle y Edizioni G. Ricordi. 1

Caído en el olvido tras su muerte, el redescubrimiento de Vivaldi no tuvo lugar hasta el siglo XX, merced a la música de Bach, quien había trascrito doce conciertos vivaldianos a diferentes instrumentos. El interés por el músico alemán fue precisamente el que abrió el camino hacia el conocimiento de un artista habilidoso en extremo, prolífico como pocos y uno de los artífices de la evolución del concierto solista tal y como hoy lo conocemos. 2

Podemos disfrutar sus inmortales Cuatro estaciones en el siguiente enlace:

NOTAS

1 https://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Vivaldi
2 Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). Biografia de Antonio Vivaldi. En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de https://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/vivaldi.htm el 21 de julio de 2020.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here