AHORA! Luis M. Dibene Geraldo

117
0

                                                       A H O R A !
                                             Luis M. Dibene Geraldo
**EN Y POR “EL DÍA DEL PADRE”, APRECIACIONES A REFLEXIONAR SOBRE LOS CONTRASTES ENTRE UNOS PADRES Y OTROS. * Un especial acróstico para él.
El padre de hoy, de esta época, de esta generación, no es lo mismo en su concepción, en la realidad de la relación padres-hijos que el del ayer; el varón es más alejado de sus hijos que la madre y éste ya no simboliza especial autoridad, salvo las lógicas excepciones. Esta concepción de mi parte viene también de varios especialistas, psicólogos/as en la materia, por ejemplo Gabriela Gay quien establece que por muchas generaciones el padre fue el jefe de familia distante, machista, autoritario y que generaba temor. El rol de esta figura paternal y vigorosa en la familia ha sido el de proveer sustento, proteger, dar un significado a la vida del hijo y encauzarlo por el camino del bien, supuestamente, sin embargo esta imagen se ha venido transformando.
“La relación que hoy en día tienen los jóvenes con sus padres ha cambiado; la mujer, es decir, la madre, comparte de una manera más activa estos roles; ella también provee, protege, encauza y es figura de autoridad, en la familia de pareja (y a veces hasta tiene más dominio sobre los hijo@s que el marido, vaya y hasta sobre él mismo) Toda esta situación afecta a los jóvenes, a algunos muy severamente; por ello, es muy importante que el padre restablezca primero sus valores para que luego pueda inculcárselos a sus hijos”. “Un hijo puede perdonarle muchas cosas al padre, pero nunca su ausencia o abandono. Una madre puede tratar de aliviarle el dolor, pero nunca lo logrará al 100%., ella nunca podrá sustituir del todo la figura del padre”, aseguran especialistas en foros y medios.
* Pero vale la pena observar también, y meditar, este otro fenómeno: ¿Y aquel respeto de antaño, autoridad bien entendida, aquella figura y modelo, prototipo a seguir, hasta dónde y cuánto se ha venido menguando y hasta perdiendo en algunos casos? (que ciertamente tiene cierta lógica por la modernidad); así también, ¿en dónde está la falla, los errores? quién se ha desviado en este camino-en los casos que corresponda-que son muchos, ¿los padres, los hijos, las madres, la sociedad moderna en su conjunto?.
Al respecto, leí lo siguiente: que todo se reduce a este concepto: LACONFIANZA;
renovarla cotidianamente. “Los padres se sienten confundidos sobre cuál es su rol; deben acercarse a sus hijos con tiempo de calidad, darle nuevo valor a su palabra, al compromiso de estar juntos, ser guías otra vez; la mayoría sí quiere estar cerca de sus hijos, pero…deben comprometerse emocionalmente con ellos y abrirles su corazón, eso no les resta autoridad, al contrario, fomenta un diálogo de adulto a adulto y abre el camino para una verdadera comunicación”.
* SÍ, LA CONFIANZA, EL ACERCAMIENTO, COMPROMISO DE ESTAR JUNTOS, SER GUÍA COMO PADRE…


Bueno, digo yo, de acuerdo, pero si a pesar de ello persiste el bloqueo, la incomprensión, la incomunicación, de parte de los hijos/as-muchas veces con la anuencia de la madre-entonces, ¿qué sigue, qué hacer?, dirán algunos padres; también hijos y madres serían corresponsables de esa situación…Y es que, además, esta nueva “cultura” televisiva, de Internet, de redes sociales, de el abuso con  celulares; la educación formal y la informal, las “compañías”, el lenguaje (wey, neta, “simón”, etc.); caramba, caramba…* Pues bien, ahora les presento un acróstico propio que hice en 2007, sobre el buen padre (ya ven que un acróstico con cada letra inicial-en línea vertical-del verso se arma el titular del tema,  ahora sigan cada letra pero no vertical sino entreveradas, por cuestión editorial. Va…* Preámbulo. Ya ven que así como hay padres buenos-no sólo referente a bondadosos-sino a responsables, de querencia y defensa familiar, protectores, orientadores, etc. los hay también malos, abusivos, prepotentes, soberbios, golpeadores, injustos y hasta perverti dos, que no solamente abusan de la madre sino que hasta de sus hijos/as…en fin….
*ACRÓSTICO. Al buen padre. (Día del padre, del papá)
D ía del padre, del papá, pero del buen padre, no el malvado, el injusto…I remos contigo hasta donde estés, en el espacio terrenal o en el espiritual./A ti padre padre, padre abuelo, padre hijo, padre hermano, padre esposo./ D ando siempre a tus hijos lo que puedes, lo que eres, el apoyo y el amor…E l respeto y comprensión, la amistad y formación, protección y conducción./ L os padres buenos y generosos, los que ven en sus hijos su razón de ser./ P ara ellos, sólo para estos padres es este pensamiento, este acróstico./ A unque tengan sus errores y fallas, sus debilidades, su impotencia para dar más./ D e todos modos serán grandes, dignos, ante los ojos de sus querencias./ R ecuerdos imborrables para ellos surgirán en sus ausencias breves o eternas./ E n la tristeza o en la alegría, en los problemas o en las soluciones./ D onde estés papá, en el entorno familiar o en el entorno de la gloria de Dios./ E s por eso que la figura paternal nunca la pierdas aunque haya altibajos en tu vida./ L as vidas que generaste con esa otra figura maternal son tu misma vida…/ P or eso ahora en tu día, en este tercer domingo de junio, te celebramos, padre./ A ti que supiste ganarte el cariño, respeto y valoración delos tuyos./ P ara ti también mamá soltera que eres padre y madre al mismo tiempo…

A legrémonos pues con la bendición del…”Padre nuestro que estás en el cielo…Ahora!
(Luis Manuel Dibene Geraldo. La Paz, B.C.S., 17 de junio del 2007)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here