A H O R A! Luis M. Dibene Geraldo./12 05 20/ (A pesar de la pandemias, las madres en su día./ Pensamientos)

473
0

A H O R A!

LUIS M. DIBENE GERALDO.

  • A PESAR DE LA PANDEMIA, A PESAR DE LAS FAMILIAS CONFINADAS, DE LOS TRABAJADORES, LA DESESPERANZA NO, EN ESTE DÍA DE LAS MADRES. PENSAMIENTOS.

Se dice., se siente, se percibe, que la pandemia todo está cambiando y ya desde ahora más lo que viene según estudios científicos, psicológicos, religiosos, filosóficos, armamentistas y políticos en el mundo, y nuestro México no es la excepción; vaya, hasta s la forma de pensar y de ser pudiéramos llegar, sin embargo, digo yo, hay un sentimiento que pudiera cambiar de forma pero no de fondo: EL DEL AMOR, y muy en especial EL AMOR DE MADRE de ella a su cercana familia, y de aquí para con ella la seguimos y seguiremos valorando y venerándola en cualquiera de las circunstancias que se vayan dando, sí, porque para la madre nada le moverá su sublime grandeza. Vivimos circunstancias como las más recientes por causa y razón de esta terrible pandemia del coronavirus que nos azota mundialmente, padecimiento que nos ha llegado ya a casi todo nuestro país; circunstancia pues por la que POR PRIMERA VEZ desde que se constituyó oficialmente el 10 de mayo como “el día de las madres” nos y las afectó; ah, pero en la forma más no de fondo; ¿por qué? , porque si bien no lo celebraron como es la tradición, o sea, miren, que el mejor regalo para las madres en su día no fue lo que para los mexicanos era símbolo de “fiesta nacional”, porque este año tuvieron que buscarse otras formas de festejar: A LA DISTANCIA, esto es para evitar contagios de COVID-19. Así entonces, no hubo ni habrá festivales en las escuelas, ni “Las mañanitas” en vivo, y tampoco de celebrar en algún restaurante, esto debido a las medidas de distanciamiento social implementadas por gobiernos y autoridades sanitarias para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Así, el llamado de las autoridades fue a quedarse en casa, especialmente en los días que rondan al 10 de mayo. Ah, pero cuando revisé el Facebook vieran cómo encontré detalles encantadores como…el de un esposo que escribió: ”…vaya que la festejamos pues mamita era la reyna cuando sus hijos y papá le preparamos desayuno y la comida, le pusimos su música preferida, la apapachamos “sin sana distancias”, no hay porqué, y pusimos en la tele puras buenas noticias (como que ya a fines de este mes se abrirán las actividades económicas, de varios negocios como restaurantes y demás (con restricciones, claro, pero algo es algo) posiblemente escuelas en junio, en fin…Así esta familia-y otras de seguro- la pasaron muy bien, a pesar de…las circunstancias…a vencer.

* ENTONCES POR AHORA Y AQUÍ PASEMOS A ESTE ESPACIO DEDICADO A LAS MADRES EN SU DÍA.

Como preámbulo entraré con esto…Ahora como nunca en México se han multiplicado las manifestaciones y marchas de todo tipo, tema que ya traté, pero para el caso de hoy me enfocaré a las más recientes porque fueron muy vistosas ya que eran de muchos miles de mujeres en los temas del feminicidio, de Seguridad y algo sobre la equidad de género; sin embargo el asunto es que en estas manifestaciones en gran parte ERAN MADRES, madres desesperadas por la falta de justicia, el desempleo y discriminación, madres que abogaban por sus hijas desaparecidas y por ellas mismas, todo esto en una lucha de años y NO SE RINDEN (así se leía en sus pancartas), madres pues luchando hasta la muerte (se leía también). Y me dije, ah caramba, estas madres sí que se van a merecer un 10 de mayo de buenas noticias.

**Así es que como ya me estaba extendiendo con este preámbulo y hasta de aflicción por esas madres, voy a pasar mejor a regalarles estos pensamientos poéticos pero realistas, PARA LAS MADRES.

Seleccioné este corto fragmento  del inmenso poema, “El brindis del bohemio” por razones obvias, ya lo verán…Quién no se acuerda de este final de Año Nuevo de aquel brindis del bohemio. Va.
Esta parte es cuando intervino Arturo, “…el bohemio puro de noble corazón y gran cabeza…”, “aquel que deseaba robarle inspiración a la tristeza…”; que después de decir y decir, finaliza así…

Buenos dias BCS
“…Brindo por la mujer, mas no por esa en la que halláis consuelo en la tristeza, rescoldo del placer ¡desventurados!/; no por esa que os brinda sus hechizos cuando besáis sus rizos artificiosamente perfumados./ Yo no brindo por ella, compañeros, siento por esta vez no complaceros./
Brindo por la mujer, pero por una, por la que me brindó sus embelesos y me envolvió en sus besos;
/por la mujer que me arrulló en la cuna. /Por la mujer que me enseñó de niño lo que vale el cariño
exquisito, profundo y verdadero; /por la mujer que me arrulló en sus brazos y que me dio en pedazos
uno por uno, el corazón entero. ¡POR MI MADRE! bohemios…

* AHORA DE MI PROPIA INSPIRACIÓN, LES PRESENTARÉ ESTE FRAGMENTO DE HACE 10 AÑOS.

Lo titulé SUBLIME GRANDEZA. Paráfrasis.
A pesar, madre, que no te veía, que sólo latía y vivía en ti/ ahora sé que te sentía y que mi hambre y sed mitigabas/ porque eras el manantial de vida que en tu vientre crecía/ que tu sangre me dabas y que fue tu cuerpo mi refugio y nido/ y en tus aguas nadé allí en tu ser, por eso y más yo te bendigo, madre./ Y a pesar de tus náuseas y dolores me pariste con alegre llanto/ Y me diste a luz al abrirme las puertas de la vida…/esa luz que hoy miro y veo es por ti, madre bendita./ Luego después cuando tuve hambre, cuando tuve sed, cuando tuve frío, tú me diste tu lácteo amoroso noche y día/ y mojaste mis labios y calor arropándome en tus brazos…/ y después que ya te vi y sentí, te buscaba con mis ojos y mi llanto/ que desde esa pequeñez de niño el amor de ti, madre, viviría en mí.
Y a esa mi madre, que en mis inconsciencias del inicio de mi vida te sentía/ que en los primeros pasos me apoyabas y me guiabas/ pero yo inconsciente, en mi juvenil rebeldía también a veces lastimé/ que por mis frustraciones te causé el dolor y aflicción, oh madre mía / y a pesar de todo nunca me negaste el perdón que te pedí…/ que de aquellos pesares jamás me reprochaste nada, no hay palabras…/ y ese maternal silencio de amor yo lo sentía como mi mayor castigo./

Y hoy que tengo conciencia, veo, siento y valoro tu SUBLIME GRANDEZA/ en la figura de la madre de mis hijas, de la madre de mi esposa/ de la madre de mis nietos, que es cuando tu imagen vuelve a aparecer…/para volver a darle vida a mi vida, alma a mi alma, cuerpo y mente/ pues sé que desde el cielo me acompañas y me guías estando en mí/ en estas madres queridas, madres que veo y siento, madres que valoro/ cuando amorosamente están con sus hijos con su entrega y protección/ con su mano dispuesta siempre a darles todo en cuerpo alma y corazón/ y vuelvo a valorar la SUBLIME GRANDEZA de una madre, y de mi madre…/en la madre de mis hijos, en la madre de mi esposa, en la madre de mis nietos. (Luis Manuel Dibene Geraldo. La Paz, B.C.S. 10 de mayo de 2014). Y…Ahora!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here