A H O R A ! Luis M. Dibene Geraldo./24 03 20/ (Conversaciones, informes, sobre la pandemia, covid-19)

522
0

A H O R A !

Luis M. Dibene Geraldo

  • CONVERSACIONES, INFORMACIONES Y REFLEXIONES SOBRE LA PANDEMIA, LAS DE ANTES Y LA DE AHORA: EL CORONAVIRUS O COVID-19, QUE ÉSTA TIENE GRANDES SEMEJANZAS CON AQUELLAS Y HAY QUE APRENDER DE ELLAS…

Ahora sí, como nunca quizá, se nos había presentado un poder tan devastador que incidiera tanto en los seres humanos, en la humanidad misma, como ahora, ni siquiera con y por las más grandes, inmensas, acciones y hechos, políticas, de los poderes de una nación, de un país, del mundo entero; vaya, ni siquiera la primera guerra mundial, ni la segunda, ni la mortífera bomba lanzada en Nagasaki Japon con la que por fin se rindió esa nación, ahora una de las más poderosas tecnológica y comercialmente en el mundo. Y estos extremosos desastres están se dan no sólo en los conceptos materiales, o de catástrofes naturales, comerciales, etc. sino en la aniquilación paulatina de miles y miles-con amenaza de millones-de seres humanos que en todo nuestro planeta puso a temblar, a enfermar, a enloquecer y finalmente a…fallecer; y este diabólico fenómeno que nos invadió de improviso “y agarró descuidados” lo provocó y está provocando un súper virus invisible a la vista de cualquier lente por su nanodiminutez y ocultamiento, el llamado Coronavirus (Covi-19) que en su brutal expansión se hizo, primero, epidemia y actualmente pandemia, pero no es una pandemia como ha habido otras en el mundo en diferentes épocas de la humanidad sino que siendo tan frágil y débil, (porque muere con el simple calor, con el alcohol, con alkalinoides naturales (limón, carbonato y agua hirviendo) tiene dominado buena parte del planeta tierra.

* Y NUESTRA REFLEXIÓN SERÍA EN EL ADVERTIR UNA INEVITABLE SOLEDAD EN ESPACIOS DE VIDA.

Y sobre ellos ver y sentir esa gran desolación, soledad, que se ve y se siente por todas partes de mi ciudad; no se oyen ahora aquellos sonidos, ruidos, de toda aquella máquina en movimiento, música estridente de anuncios, o de alegría de la gente, etc. que sin embargo me dio la impresión de que aunque se asemejen a aquellas “soledades”, a las de aquellos días previos a -precisamente-las vacaciones de Semana santa donde y cuando “todo mundo” se aprestaba alegremente para irse saliendo de la ciudad hacia las playas, hoteles de este estado y de otros, inclusive países, Europa, en fin…pero eran soledades de ausencias planeadas, más bien de y por alegría, de felicidad, de descanso…y que ahora nos entristece. Sin embargo, esperen, las alentadoras noticias de ayer y hoy nos están diciendo…Eureka!

* Y es que nos dicen -y en lo personal lo advertimos- que lo que no ha podido matar este Covid-19 es LA ESPERANZA “que a la vida nos lanza a vencer nuestro destino y convierte en vergel nuestro camino…”, digo así poéticamente porque en efecto en esta tragedia humana universal y más allá de ese tipo de humanos que buscan siempre lastimar, hacer daño a sus propios congéneres, que diariamente nos invaden de falsas noticias, unas aparentemente buenas y de derrotar al mal (la pandemia) y otras, a propósito malas, negativas, de burlas inclusive, con el fin de infundir miedos, zozobras, angustias, creándose así un panorama de tristeza, que nos mueve el alma, el corazón, el espíritu…y esto, esto, nos hace mucho daño que el virus mismo (veamos este mi comentario reciente de lo que vi en un video de un médico cubano en Perú)…“La verdadera Coronavirus no es la epidemia en sí, sino el miedo, es la zozobra, es la angustia, porque así quieren tenernos, (¿quién?, digo).

La solución pues es no someterte, el eliminar esta maligna carga de sufrimientos provocados, que con ello y así no te llagará el coronavirus, o se va a ir…”).

* ASÍ, MEJOR DÉJENME CAMBIAR DE GIRO Y ENTREGAR UNA EFECTIVA RECOMENDACIÓN Y POESÍA…

Sí, pues nos llegó esta respetuosa recomendación, que dice: Cuando aumenten los casos de manera exponencial en México, recuerda bien que no siempre es o fue el gobierno, no fue el personal de salud, no fueron los bomberos, ni hospitales y demás autoridades…fueron aquellos MEXICANOS que se creen muy VIVOS y no les importó el bienestar de los demás.

No nos va matar el coronavirus, pero si la IGNORANCIA y la falta de EMPATÍA. Y si te contagias y llamas a los números de emergencia para que te hagan tu examen y no llegan rápido, no te comiences a quejar de lo mal que te atendieron y publicar IDIOTECES en redes. Recuerda que en este caso los ÚNICOS CULPABLES SEREMOS NOSOTROS por NO SEGUIR las indicaciones que nos vienen repitiendo todos los días por todos los medios de comunicación. Recuérdalo y nada de hacerse LA VÍCTIMA.

Evitemos el colapso de las Emergencias y hospitales. Protejamos a nuestros familiares vulnerables.

*Lávate las manos. *Quédate en casa si no tienes que salir. * Tomemos conciencia. * Cúbrete al toser

* Guarda tu distancia con otros. #QuedateEnCasa.

* Y POR ÚLTIMO VAN ESTOS VERSOS POÉTICOS ALUSIVOS…CUANDO LA PANDEMIA PASE…

Cuando la tormenta pase / y se amansen los caminos / y seamos sobrevivientes de un naufragio colectivo. / Con el corazón lloroso / y el destino bendecido / nos sentiremos dichosos / tan sólo por estar vivos. / Y le daremos un abrazo / al primer desconocido / y alabaremos la suerte / de conservar un amigo.

Y entonces recordaremos / todo aquello que perdimos / y de una vez aprenderemos / todo lo que no aprendimos. / Ya no tendremos envidia / pues todos habrán sufrido. / Ya no tendremos desidia / seremos más compasivos. / Valdrá más lo que es de todos / que lo jamás conseguido / seremos más generosos y mucho más comprometidos. /Entenderemos lo frágil / que significa estar vivos / sudaremos empatía / por quien está y quien se ha ido. / Extrañaremos al viejo / pedía un peso en el mercado /que no supimos su nombre / y siempre estuvo a tu lado / Y quizás el viejo pobre / era tu Dios disfrazado / nunca preguntaste el nombre / porque estabas apurado.

Y todo será un milagro / Y todo será  un legado / Y se respetará la vida, / la vida que hemos ganado. / * Y CUANDO LA TORMENTA PASE, QUE ES LA PANDEMIA MISMA…

Te pido Dios, apenado, / que nos devuelvas mejores, ¡como nos habías soñado!. ¿Y cuándo?, pues…Ahora!

 

 

 

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here