Buenos días, B.C.S. Luis M. Dibene Geraldo /10 06 19/ Día del periodista. Casos…

105
0

Buenos días, B.C.S.

Luis M. Dibene Geraldo

  • Por el día de la libertad de expresión, casos y temas; de la metodología del análisis, hasta la especulación. * De frustraciones y satisfacciones en nuestro periodismo; valoración y devaloración.
  • A manera de reflexión, mis puntos de vista sobre parte de nuestro periodismo…

Primeramente me iniciaré con algunas expresiones que capté ya que se dieron en estos días en torno al 7 de junio con motivo del llamado día de la libertad de expresión y/o “Día del periodista”, esto es como base y referencia de lo que escribiré enseguida: “La libertad de expresión, un derecho humano básico, constitucional, fundamental; inherente y necesario a la naturaleza humana, es un catalizador de voluntades y un mecanismo represor de violencias físicas”. Que además conlleva y contribuye al ejercicio de otros derechos y libertades fundamentales como la libertad de prensa, los derechos de reunión, de asociación, de petición y de participación política.

Miren ustedes, la libre manifestación de las ideas está consagrada en nuestra Carta Magna en los artículos 6º y 7º desde y en el gobierno del Presidente Miguel Alemán Valdez, que estableció el 7 de junio de 1951 como el Día de la Libertad de Expresión en México. * Más datos, detalles. Ese 7 de Junio de 1951 el presidente Miguel Alemán la instituyó como el Día de la Libertad de Prensa a iniciativa del coronel José García Valseca, dueño de la cadena de diarios más grande del país, durante un banquete que le ofrecen los directores de periódicos y revistas de todas la República, en el que le entregan un pergamino firmado por todos ellos, en reconocimiento a que semanas antes, cuando la escasez de papel amenazaba la existencia de los diarios, dispuso que Ferrocarriles Mexicanos convirtiera los carros de pasajeros en furgones de carga para transportar papel, lo que salvaguardó el ejercicio de la libertad de prensa, según le dijeron los empresarios asistentes.

Al respecto y para ir cerrando este capítulo, añadiré la expresión de un catedrático de la UNAM, Alan Arias Marín, quien consideró en una conferencia que dictó el pasado mayo en el marco de los “Encuentros de Legalidad y Democracia”; van fragmentos: la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico han afectado la libertad de expresión que poco a poco se había ganado en el país y, con ello, LOS DERECHOS HUMANOS HAN SIDO VULNERADOS. Además, expuso el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y S. que los mismos cárteles del narcotráfico presionan a los profesionales de los medios de comunicaciónLos secuestran, los han asesinado y también hay una presión sobre la libertad de expresión que proviene del Estado. En la medida en que consideran que están en una situación de guerra, piensan que debe haber un código unificado de información”, etc. Órale.

* DE FRUSTRACIONES Y SATISFACCIONES EN NUESTRO PERIODISMO; VALORACIÓN Y DEVALORACIÓN.

Por el mes de junio de cada año de algún tiempo para acá me he interesado en escribir temas relativos al periodismo en torno a su fecha establecida, el 7 de junio, como “El día del periodista”, que algunas veces son en relación a su historia y su valía, otras, de fechas conmemorativas de especiales periodistas, también en torno a la cada vez más difícil situación por la inseguridad en función de su oficio; también, por qué no, de presentar reflexiones y pensamientos, reconocimientos, acorde al periodismo en general y del periodista en particular, en fin…Pero el caso y asunto es que de los últimos más recientes años para acá he venido centrando el tema de LA VALORACIÓN Y DEVALORACIÓN de periodistas-no tanto del periodismo en sí-, sino de los pros y contras de unos y otros de nosotros, y muy en especial-para mí-de lo que finalmente más cuenta: el tema de SUS FRUSTRACIONES pero también y sobre todo, de LAS O SUS SATISFACCIONES, no necesaria o únicamente desde el punto de vista material o de recursos sino de ese gran premio que da el concepto de suma importancia DE LA VOCACIÓN, de la entrega y honestidad, para ser y hacer periodista-periodismo.

* A MANERA DE REFLEXIÓN, MIS PUNTOS DE VISTA SOBRE PARTE DE NUESTRO PERIODISMO…

Pasemos primero a la ponderación periodística, acotando que el verdadero periodismo se vive, se siente, eleva y sumerge, trasciende, pega y recibe, en fin; hay gozo y hay sufrimiento, da muchas satisfacciones pero también frustraciones, decepciones, y quizá no en sí por el periodismo mismo, sino por el mundillo, el escenario y los protagonistas ya dichos, aunque en esencia y al final final la mayor satisfacción (que nadie te la quita) es el ejercicio periodístico que tiende a servir, a informar y opinar con veracidad, honestidad y realidad a la sociedad, a la comunidad, y sentir, vivir, el reconocimiento cotidiano de la gente en la calle, en el Super, en el Café, en diversos espacios, de todos aquell@s que te leen, te oyen y/o te ven, y te lo dicen, lo expresan, y eso, eso, es lo que cuenta! o como dijo el poeta: ¡con eso tengo bastante!. Y es que el mundo del periodismo es tan grandioso pero también tan complejo; es controvertido y polémico a veces, aunque también coincidente con otros pensamientos; tiene contrapartes y desacuerdos pero también seguidores y valoraciones favorables; de desprecios y reproches, incomprensiones, así como  de aceptación y ponderaciones positivas, en fin; y es que finalmente, es un mundillo donde se albergan particulares intereses y específicos sentimientos, sobre todo los de la envidia, los celos, rencores y hasta odios, pero se dan también esos otros sentimientos del afecto, del reconocimiento-ese que nace, se siente-, el de amistades verdaderas que surgen en función de la vida misma, personales, pero concatenadas muchas veces en la envoltura de celofán del periodismo del cual él o esos periodistas son los protagonistas. Por eso es que ser periodista verdadero es difícil, el periodista no sólo tiene que tener vocación, voluntad, sino las suficientes capacidades en la redacción y/o la dicción (y lo actual, el de los medios electrónicos) por ejemplo, pero sobre todo, el alma, el espíritu, la honestidad, el valor, para ejercerlo, primordialmente para los lectores y/o televidentes, radioescuchas y hasta internautas (de periodismo por Internet) y en función de todo esto es que se dan los reconocimientos públicos eventuales (de o en eventos), o lo contrario, los reclamos, el desconocimiento, el maltrato y hasta…las balas asesinas, ¿verdad que sí? (chequemos nomás los últimos años a nivel nacional).

* Y  SOBRE EL TEMA DE LAS SATISFACCIONES Y FRUSTRACIONES TRAIGO ESTA OBSERVACIÓN.

Bien, aprovechando el anterior fragmento (de frustraciones y satisfacciones) les entregaré a manera de reflexión mis puntos de vista sobre nuestro periodismo. Comienzo analizando esta situación: Los funcionarios y los periodistas. Por ejemplo cuando estos, cierto tipo de funcionarios (estatales, federales o legislativos), aunque varios de ell@s suelen “ser amigos” de un periodista, sin embargo es sólo cuando creen que éste tiene influencia, si no, lo ignoran, lo evaden, pero, cuidado, pudiera resultar al revés: que el comunicador les pague con la misma moneda y lo pondere-al servidor público-mientras está en ese espacio pero al final (o “entremedio”), agotada la paciencia por la ingratitud del político, le exhiba sus verdades, sus realidades, incluso ya como “árbol caído”, o desde antes porque se lo merece…Sin embargo-y hay que decirlo-, inconcebible, también en nuestro mismo gremio ocurre cuando no siempre hay unidad y solidaridad verdaderas. Sí, miren, y ya en franca autocrítica, cuántas veces vemos en ciertas individualidades de nuestro gremio que asumen las mismas actitudes y conductas que ellos mismos critican o criticamos, las mismas o similares posturas, por ejemplo, de prepotencia, de soberbia, de “perdonavidas”, de mentiras, de discriminación, en fin…¿o no? como esas-también individualidades-de servidores públicos o funcionarios ya señalados. (Vaya, si hasta en nuestros eventos de este “Día del periodista”, aún con invitación que uno portara se dieron casos de minuciosa revisión de documentos-como a los emigrantes de centroamérica a E.U.-que como “estrictas guardias militares” procedían siendo periodistas también, mmm…). Órale. Buenos días.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here