¿Comer huevo diario incrementa el riesgo de infarto cerebral? Esto dice la ciencia

77
0

Estudios aseguran que un consumo alto de colesterol se relaciona con un mayor riesgo de infarto cerebral, otros asocian el consumo de huevo con menor riesgo. ¿Quién tiene razón?

Hasta ahora, las investigaciones sobre el consumo de huevo y sus efectos en la salud han sido contradictorias. Mientras unas aseguran que un consumo alto de colesterol está relacionado con un mayor riesgo de infarto cerebral, otros asocian el consumo de huevo (que son altos en colesterol), con menor riesgo.

No obstante, un nuevo estudio realizado por la Universidad de Finlandia Oriental descubrió que una ingesta moderadamente alta de colesterol o el consumo de hasta un huevo al día, no está asociada con un elevado riesgo de accidente cerebrovascular.

Aproximadamente un tercio de la población en Finlandia es portadora de la apolipoproteína E genotipo 4 (APOE4), una variante hereditaria que tiene un impacto significativo en el metabolismo del colesterol. Es decir que, el colesterol dietético influye en mayor medida sobre sus niveles de colesterol sérico, no obstante, no ha habido datos sobre la asociación entre un alto consumo de colesterol en la dieta y el riesgo de apoplejía en este grupo de población.

Durante el estudio, se analizaron los hábitos alimenticios de mil 950 hombres de entre 42 y 60 años de edad, sin diagnóstico inicial de enfermedad cardiovascular. Los datos del genotipo APOE4 estaban disponibles para mil 015 de ellos, y el 32% eran portadores conocidos de APOE4.

Se realizó un seguimiento de 21 años y tan sólo 217 hombres fueron diagnosticados con ictus (derrame cerebral), por lo que se encontró que ni el colesterol ni el consumo de huevos en la dieta está asociado con el riesgo de accidente cerebrovascular, ni siquiera en los portadores del genotipo específico.

En conclusión, una ingesta moderada de colesterol o el consumo diario de huevos no está asociado con el riesgo de accidente cerebrovascular, incluso en personas que se encuentran genéticamente predispuestas a un mayor efecto del colesterol dietético sobre los niveles de colesterol sérico, en este caso, aquellos portadores del genotipo APOE4.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here