Momento político. Carlos Moyrón Benton y acreditados. (1a.quincena de febrero 2019)

79
0

MOMENTO POLÍTICO

Por: Carlos Moyrón Benton y acreditados.

LA MESA DE LA MACHACA

EL HUACHICOLEO: BOMBA DE TIEMPO

Por: Carlos Moyrón Benton

*EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, LIC. ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, TIENE GRAN APOYO CIUDADANO CONTRA LA ORDEÑA DE COMBUSTIBLE Y EL 80% DE ACEPTACIÓN.

    “AMLO tiene el apoyo ciudadano y un ochenta por ciento de aceptación”, esto lo señaló la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero ante el Colegio de Notarios Públicos. Agregó la funcionaria federal que a pesar del desabasto de gasolina por el combate al robo de hidrocarburos y subió la aceptación del Presidente con el plan contra el huachicoleo.

    La ofensiva contra el huachicol , previo a la tragedia en la cual fallecieron más de 100 personas y muchos heridos, en el poblado de Tlahuenilpan, Estado de Hidalgo, ya se había advertido en varias ocasiones  para que no se arriesgarán y no se hicieran cómplices de esta actividad delictiva, que ocasionan pérdidas anuales de más de 65 mil millones de pesos y cuya estrategia se baso en cerrar ductos por donde se transportan los hidrocarburos y repartirlos en camiones cisterna, que provoco escases en diez estados de los treinta y dos del país. según los analistas, dicen que dicha estrategia provocaría una baja en la productividad e impactará en la economía y señalaron que la normalidad volvería próximamente.

    Son 96 municipios en el país que tienen problemas con el huachicoleo y los más conflictivos son 16 municipios del Estado de México, en donde detectaron en un año 5,500 tomas clandestinas, pero gracias a este plan de combate se han recuperado más de 4 mil millones de pesos y se busca recuperar 65 mil millones de pesos; esta recuperación se dio gracias a las mil doscientas pipas robadas y este plan 45 días de haberse puesto en marcha y el recurso se esta aplicando inmediatamente en dos presas de Culiacán,  El Picacho y Santa María en el Estado de Sinaloa.

    Asimismo, AMLO convoca a todos los ciudadanos a sumar fuerzas para desterrar esta práctica y ofreció a la vez programas sociales para más de un millón de ciudadanos.PLANTEAN A AMLO LA CREACIÓN DE LA COMISIÓN DE LA VERDAD.

Por: Carlos Moyrón Benton

La plataforma contra la impunidad y corrupción propuso al futuro Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la creación de la Comisión de la Verdad.

    Organizaciones como el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, como colectivos de familiares de personas desaparecidas y académicas propusieron esta comisión con el objetivo de recopilar información en el caso de violaciones a los derechos humanos que han sido cometidos durante los últimos años de diciembre de 2006 al 30 de noviembre del 2018.

    Es una propuesta para vencer el silencio sobre la violencia masiva y la violación a los derechos humanos durante la guerra contra el narcotráfico, ya que las instituciones del orden común han sido rebasadas.

    En otros países, particularmente en América Latina se han desarrollado mecanismos de largo alcance conocidos como justicia transicional y han resuelto conflictos graves. Se trata de instrumentos y mecanismos muy diversos que descansan en cuatro pilares: verdad, justicia penal, reparación integral del daño y reformas que garanticen la no repetición.

    “La justicia transicional”,  su éxito empieza con la búsqueda de la verdad que es el punto de partida; sin verdad la justicia penal es insuficiente y superficial, así como la reparación del daño es limitada. LA COMISIÓN DE LA VERDAD Y LA MEMORIA HISTÓRICA ES URGENTE EN MÉXICO.sesioncab

INSTALACIÓN DE LA COMISIÓN DE HONOR Y JUSTICIA.

Por: Carlos Moyrón Benton

    El 15 de enero del 2019, significa un gran día para los padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Guerrero; porque se instaló la comisión presidencial para que no existan más obstáculos en la dirección sobre el paradero de estos jóvenes estudiantes.

    Al decir de los familiares, que la confianza se irá construyendo conforme vayan avanzando las investigaciones. Recordaron al expresidente Enrique Peña Nieto, que en lugar de ayudar, freno y desvío la investigación, mostrandose como una persona inhumana que convocó a un sin fin de reuniones estériles por mas de 4 años -26 de septiembre del 2014 al 26 de septiembre del 2018-, hoy 2019 renace la esperanza de saber que paso con esos estudiantes que pronto se sabrá la verdad con la instalación de la comisión presidencial.

    La desaparición de los 43 estudiantes son delitos de lesa humanidad, al igual que después de la matanza de los estudiantes de 1968 que hasta la fecha no se sabe nada de los responsables y si hay impunidad seguirá viendo suversión.

cancer

CUESTA DE ENERO

Por: Alejandro Jiménez Taboada.

Ya sabemos, o al menos deberíamos saberlo, que venimos arrastrando una serie de prácticas que de tanto llevarse acabo, terminaron por volverse costumbre, así nos causen hondos perjuicios al grueso de la población mexicana. Ese sería el caso-entre muchos mas-del “huachicoleo”. ¿ Que tanto no se habló de este problema en el sexenio de Peña Nieto, y ? Es ahora al fin que se está atacando de manera frontal y soportado en una estrategia, determinada por las circunstancias prevalecientes; adversas buena parte y difíciles de sortear, debido a los alcances de la penetración de la corrupción, inducida en todos los ámbitos del sector público y que también trastocó a la iniciativa privada mas elitista.

    De lo anterior expuesto y sabiendo que el gobierno que apenas arranca está cumpliendo con lo prometido, esta “Cuesta de Enero”, caracterizada por las apuraciones económicas en las que se incurre, con la finalidad de dar regalos, con todas las implicaciones que esta tradición navideña conlleva, a lo que debemos sumar la aguda crisis integral que se padece, resultado de la secuencia de gobiernos en suma irresponsables e incapacitados para hacer lo correcto, puedo decir-a pesar de todo-que me siento reconfortado, por la sencilla y llana razón de que veo que esta vez, quienes tienen la consigna de servir a la Nación, lo están haciendo con apego al espíritu de nuestra Constitución y me concreto al tiempo corrido y a los compromisos contraídos por nuestro Presidente el 1º de diciembre, allá en el Zócalo capitalino, Conmino a todas las personas que votamos por la transformación que está teniendo lugar, a no solo mantener el entusiasmo que nos llevó a estar experimentando esta nueva realidad, sino que a su vez, fortalezcamos y perfeccionemos los ideales que le dieron forma y movimiento; mismos que permitieron la consumación de un hecho histórico y trascendental que ahora convierte a México en un ejemplo a seguir para otras naciones, que por la razón que sea no cuentan en este momento con un sistema democrático confiable. ¡¿ Quien lo iba a creer ! ? Y saber que todo esto que “hoy es motivo de satisfacción y celebración para los mas y honda preocupación para los menos”, responde a un despertar de conciencia, por largo tiempo tipificado como utópico.

ESCENARIO POLÍTICO

Por: Manuel Castro Amador.

EL QUERER ES PODER

    A pocos meses que asumió la alcaldía de La Paz, el Lic. Rubén Muñoz Álvarez, ya se están viendo resultados en la propia ciudad. como también en las delegaciones y sus subdelegaciones del Municipio de La Paz.

    La sociedad paceña ya estaba cansada de la poca atención de las alcaldesas y de los alcaldes pasados que únicamente sirvieron para burlarse y hacerse millonarios y los amigos cercanos a ellos.

     Uno de los problemas de muchos que heredo el joven alcalde de La Paz, fue la deuda que le dejó (AMVE) entre otros más, pero la capacidad del edil poco a poco va saliendo del panorama desolador de los dioses de la corrupción.

OTRA QUE NO CANTA MAL LAS RANCHERAS

    Arturo de la Rosa Escalante que tan hábil era que los cartuchos para impresoras el costo de este material era de cuatrocientos pesos y sabe usted amigo lector, a cuanto se los vendía al municipio, en mil quinientos pesos, entre otros productos que eran super caros para la administración.

    Hoy, es otra cara, otra visión mas humana y desde luego profesional, Armida Castro Guzmán está llevando atención y resultados a las tantas colonias que ya estaban en total olvido.

    Actualmente, se están viendo calles limpias y sobre todo el escuchar a los ciudadanos es la mejor arma del político que si tiene ganas de trabajar para que las y los cabeños tengan un mejor optimismo y futuro para sus hijos.

acpitan

EL LOBO

Por Hermann Hesse

Compilación de Sergio Ávila R.

    Nunca antes las montañas francesas habían sufrido un invierno tan frío y largo. Hacía semanas que el aire se mantenía claro, áspero y helado. Durante el día, los grandes campos de nieve, color blanco mate, yacían inclinados e interminables bajo el cielo estridentemente azul; de noche los atravesaba la luna, pequeña y clara, una luna helada, furibunda, con un brillo amarillento cuya luz fuerte se volvía azul y sorda sobre la nieve, y que parecía la escarcha en persona. Los seres humanos evitaban todos los caminos y, sobre todo, las alturas; apáticos y maldiciendo, permanecían en las cabañas, cuyas ventanas rojas, de noche, aparecían empañadas y turbias junto a la luz azul de la luna, y se apagaban pronto.

Fue un tiempo difícil para los animales de la zona. Los más pequeños murieron congelados en grandes cantidades; también los pájaros sucumbieron a la helada, y sus cadáveres enjutos se convirtieron en botín de águilas y lobos. Pero aun estos sufrían terriblemente de frío y de hambre. Solo unas pocas familias de lobos vivían allí, y la necesidad las empujó hacia una unión más fuerte. Durante el día salían solos. Aquí y allá, uno de ellos cruzaba la nieve, flaco, hambriento y vigilante, silencioso y temeroso como un fantasma.

Su sombra delgada se deslizaba a su lado sobre la superficie nevada. Levantaba el hocico puntiagudo en el viento y de vez en cuando emitía un llanto seco, tortuoso. Pero de noche salían todos juntos y rodeaban los pueblos con aullidos roncos. Allí estaban a buen resguardo el ganado y las aves, y detrás de los postigos se apoyaban las escopetas. En escasas ocasiones les tocaba una presa menor, por ejemplo un perro, y ya habían sido muertos dos lobos de la manada.

La helada persistía. Muchas veces los lobos se echaban juntos, en silencio y pensativos, calentándose uno contra el otro, y escuchaban acongojados el vacío mortal que los rodeaba, hasta que uno, martirizado por los maltratos espantosos del hambre, pegaba de pronto un salto con un alarido terrorífico. Entonces todos los demás dirigían sus hocicos hacia él, temblaban, y rompían al unísono en un aullido terrible, amenazador y quejumbroso.

Por fin la parte más chica de la manada decidió partir. Abandonaron sus madrigueras al despuntar el alba, se reunieron y olisquearon excitados y temerosos el aire helado. Luego partieron al trote, rápido y con un ritmo parejo. Los que quedaban atrás los miraron con ojos muy abiertos y vidriosos, los siguieron una docena de pasos, se detuvieron indecisos y desorientados, y regresaron lentamente a sus cuevas vacías.

Los emigrantes se separaron al mediodía. Tres de ellos se dirigieron hacia el oeste, a los montes del Jura suizo; los otros siguieron hacia el sur. Los tres primeros eran animales hermosos, fuertes, pero terriblemente flacos. El estómago de color claro, combado hacia dentro, era delgado como una correa; en el pecho se destacaban tristemente las costillas; las bocas estaban secas y los ojos abiertos y desesperados. De tres en tres se internaron lejos en los montes; al segundo día cazaron un carnero, al tercero, un perro y un potrillo, y fueron perseguidos en todas partes por los campesinos furiosos.

 En la zona, rica en pueblos y ciudades, se diseminó el miedo y el temor ante los invasores desacostumbrados. La gente armó los trineos del correo; nadie iba de un pueblo a otro sin su arma. En esa zona desconocida, tras tan buen botín, los tres animales se sentían a la vez temerosos y a gusto; se volvieron más arriesgados de lo que jamás habían sido en casa, y asaltaron el corral de una granja a plena luz del día. Mugidos de vacas, crujido de listones de madera que se partían, sonido de cascos y una respiración caliente, jadeante, llenaron el ambiente angosto y cálido. Pero esta vez interfirieron los humanos.

    Habían puesto un precio a la cabeza de los lobos, lo que duplicó el coraje de los granjeros. Mataron a dos de ellos: a uno le perforó el cuello una bala de escopeta, el otro fue muerto con un hacha. El tercero escapó y corrió hasta que se desplomó sobre la nieve, casi muerto. Era el más joven y hermoso de los lobos, un animal orgulloso con formas armónicas y una fuerza imponente. Durante un rato largo quedó echado, jadeando. Delante de sus ojos se arremolinaban círculos rojos y sanguinolentos, y de vez en cuando emitía un quejido silbante, doloroso.

    Un hachazo le había dado en el lomo. Pero se recuperó y pudo volver a levantarse. Solo entonces vio cuán lejos había corrido. En ningún lado podían verse personas o casas. Delante de él se encontraba una montaña imponente, nevada. Era el Chasseral. Decidió rodearlo. Atormentado por la sed, comió pequeños pedazos de la corteza congelada y dura que cubría la nieve.

Más allá de la montaña se topó de inmediato con un pueblo. Estaba anocheciendo. Esperó en un tupido bosque de pinos. Luego rodeó con cuidado los cercos de los jardines, persiguiendo el olor de los establos tibios. No había nadie en la calle. Arisco y anhelante, espió por entre las casas. Entonces sonó un disparo. Levantó la cabeza hacia lo alto y se dispuso a correr, cuando ya estalló el segundo tiro. Le habían dado. El costado de su abdomen blancuzco estaba manchado de sangre, que caía a goterones. A pesar de todo, logró escapar con unos grandes saltos y alcanzar el bosque más alejado de la montaña. Allí esperó un instante, atento, y oyó voces y pasos provenientes de varios lados. Temeroso, miró hacia la montaña. Era escarpada, boscosa y difícil de trepar. Pero no tenía opción. Con respiración agitada escaló la pared empinada mientras que abajo, a lo largo de la montaña, avanzaba una confusión de insultos, órdenes y luces de linternas. El lobo herido trepó temblando a través del bosque de pinos, casi a oscuras, mientras la sangre marrón corría despacio por su costado.

El frío había cedido. Al oeste, el cielo estabas brumoso y parecía prometer nieve.

Por fin el animal, agotado, alcanzó la cima. Ahora se encontraba sobre un gran campo de nieve, levemente inclinado, cerca de Mont Crosin, muy por encima del pueblo del que había escapado. No sentía hambre, pero sí un dolor turbio y punzante en las heridas. Un ladrido seco y enfermo nació de su hocico entregado; su corazón latía pesado y dolorido, y el lobo sentía que la mano de la muerte lo presionaba como una carga indescriptiblemente pesada. Un pino aislado, de ramas anchas, lo atrajo; allí se sentó y clavó sus ojos perdidos en la noche gris de nieve.

    Pasó media hora. Una luz roja y apagada cayó sobre la nieve, extraña y blanda. El lobo se levantó con un quejido y dirigió su cabeza hermosa hacia la luz. Era la luna, que se levantaba por el sudoeste, gigantesca y color rojo sangre, y subía lentamente por el cielo cubierto. Hacía muchas semanas que no se la había visto tan roja y grande. El ojo del animal moribundo se aferraba con tristeza al astro opaco, y en la noche volvió a oírse un estertor débil, doloroso y ronco.

Un poco más tarde surgieron luces y pasos. Campesinos con abrigos gruesos, cazadores y muchachos jóvenes con gorros de piel y botas toscas avanzaban por la nieve. Se oyeron gritos de alegría. Habían descubierto al lobo moribundo, le dispararon dos tiros y ambos fallaron. Entonces vieron que el animal ya estaba a punto de fallecer y se le echaron encima con palos y garrotes. Él ya no los sintió.

Lo arrastraron hacia abajo, a Sankt Immer, con los miembros quebrados. Reían, alardeaban, se alegraban por el aguardiente y el café que bebían, cantaban, maldecían. Ninguno vio la belleza del bosque nevado, ni el brillo de la alta meseta, ni la luna roja que colgaba sobre el Chasseral y cuya luz débil se reflejaba en los cañones de las escopetas, en los cristales de nieve y en los ojos quebrados del lobo muerto. FUENTE: ciudadseva.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here